Hernia discal lumbar

Es una de las causas más frecuentes de dolor de espalda y, por suerte, suele ser una afectación temporal que puedes solventar con tratamientos conservadores.

No obstante, si tu hernia discal requiere de cirugía, confía en las técnicas mínimamente invasivas, que son menos dolorosas y más seguras que la cirugía convencional.

¿Quieres que valore tu caso?

¿Qué es una hernia discal?

· La hernia discal es la rotura del disco intervertebral. Al romperse, el material interior sale y se desplaza ejerciendo una presión directa sobre la médula espinal y las raíces nerviosas, causando un dolor muy intenso.

El disco intervertebral es esa almohadilla que separa una vértebra de otra y se encarga de distribuir la presión que soporta la columna vertebral.

Cuando el disco se deteriora, se queda abombado. Esto es lo que se llama protusión y es el paso previo a sufrir una hernia discal, que sucede cuando definitivamente el disco se rompe.

  • Para diagnosticar una hernia discal no bastan las pruebas de imagen.
    El especialista en columna debe saber interpretar adecuadamente tus síntomas y relacionarlos con las imágenes.
sintomas

SÍNTOMAS DE LA HERNIA DISCAL LUMBAR

dolor pierna

Dolor en la pierna

Si tu hernia discal está en la zona lumbar, lo más probable es que afecte a los nervios que van hacia la pierna, como es el nervio ciático. Posiblemente sientas dolor agudo desde el glúteo hasta el pie.

hormigueo entumecimiento

Hormigueo o entumecimiento

¿Sientes que tienes la pierna como dormida o acolchada? Este es uno de los síntomas neurológicos de la hernia discal lumbar. Esta molestia irradia desde el nervio que está pinzado hasta el pie.

lumbalgiaicono-01

Debilidad muscular

Los nervios, al estar presionados por el disco, no consiguen conectar con los músculos. Esto puede hacer que estés más torpe, te tropieces o, incluso, que no seas capaz de levantarte sin contar con ayuda.

perdida control esfinter

Pérdida de control de esfínteres

Es uno de los síntomas graves de hernia discal, aunque poco frecuente. Puede advertirnos de una afección grave llamada síndrome de cola de caballo que debe ser intervenida con urgencia.

¿Tienes algunos de estos síntomas?

Es posible que tengas una hernia discal y necesites una valoración especializada.
Rellena el cuestionario para que pueda ayudarte.
causas principales

QUÉ DEBES SABER

Principales causas de la hernia discal

Envejecimiento de los discos intervertebrales. El paso de los años y la consiguiente pérdida de colágeno del disco es la causa más frecuente.

A

B

El sobrepeso, obesidad y aumento de peso en el embarazo, ya que provocan que se sobrecargue la espalda.

A

Envejecimiento de los discos intervertebrales. El paso de los años y la consiguiente pérdida de colágeno del disco es la causa más frecuente.

B

El sobrepeso, obesidad y aumento de peso en el embarazo, ya que provocan que se sobrecargue la espalda.
Trabajos en los que hay que realizar movimientos repetitivos o se sufre una sobrecarga excesiva al levantar objetos.

C

D

El sedentarismo también influye, ya que la musculatura lumbar no se fortalece y no se refuerzan los ligamentos que contienen al disco.

C

Trabajos en los que hay que realizar movimientos repetitivos o se sufre una sobrecarga excesiva al levantar objetos.

D

El sedentarismo también influye, ya que la musculatura lumbar no se fortalece y no se refuerzan los ligamentos que contienen al disco
ICONO EXCLAMACION

POR QUÉ DEBES TRATAR
TU HERNIA DISCAL

· Puedes perder tu condición física
Para aliviar el intenso dolor lumbar que sientes, puede que decidas cambiar tus hábitos y abandonar el ejercicio físico. Esto lo único que provoca es que pierdas el tono físico y se complique tu salud.

· Puede que tu hernia se cronifique
Es posible que tu hernia esté relacionada con un esfuerzo físico puntual y que apenas te moleste entre 6 y 12 semanas. Pero, si pasado este tiempo, se hace crónica tendrás dolores intermitentes hasta que ya no puedas soportar su intensidad y frecuencia.

· Puede haber déficit neurológico
Quizás no seas consciente de que te has vuelto más torpe, que tu pierna está más débil. Es posible que notes hormigueos o que, incluso, tengas pérdidas de orina, fiebre y otros síntomas neurológicos provocados por tu hernia.

Quiero ayudarte

Cuéntame tu caso y cómo te sientes
TRATA

TIPOS DE TRATAMIENTOS
DE LA HERNIA DISCAL

Para tratar esta patología relacionada con la columna vertebral hay diversas opciones. Dependiendo del caso y su gravedad se utilizan técnicas conservadoras o quirúrgicas.
Para tratar esta patología relacionada con la columna vertebral hay diversas opciones.
Dependiendo del caso y su gravedad se utilizan técnicas conservadoras o quirúrgicas.
primer tratamiento

TRATAMIENTOS CONSERVADORES

¿Sabías que solo el 5% de las hernias discales acaban en el quirófano?

En la mayoría de las hernias discales la inflamación suele resolverse por sí sola y el dolor comienza a reducirse en un plazo de seis semanas aproximadamente.

Pero mientras esperas a que esto suceda, tu médico puede pautarte tratamientos no quirúrgicos que te ayuden a aliviar el dolor como, por ejemplo:

· Fisioterapia

· Terapia con calor y frío

· Ejercicios y estiramientos

· Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (tipo ibuprofeno)

· Corticosteroides orales para reducir la inflamación.

quirurgico

TRATAMIENTOS QUIRÚRGICOS

Cuando el tratamiento conservador fracasa y el dolor continúa es necesario realizar una operación de hernia discal para no arriesgarse a tener secuelas definitivas.

· Discectomía.

Es la cirugía más común para resolver una hernia discal. Consiste en eliminar una parte o todo el disco intervertebral dañado.

· Cirugía endoscópica.

Actualmente es posible tratar la hernia discal lumbar a través de cirugía mínimamente invasiva con resultados tan exitosos como la cirugía convencional, pero con beneficios adicionales: rápida recuperación, disminución de las complicaciones y del dolor del postoperatorio, además de aportar mayor seguridad.

Quiero saber más sobre la innovadora cirugía endoscópica

ventajas exclamacion

VENTAJAS DE LA CIRUGÍA ENDOSCÓPICA
EN EL TRATAMIENTO DE LA HERNIA DISCAL LUMBAR

Menos dolor.
Con las técnicas endoscópicas, la desaparición del dolor después de una cirugía es prácticamente inmediata.

Rápida recuperación.
Este tipo de cirugía avanzada te permite recuperar tu vida normal y recibir el alta hospitalaria tan solo 6 horas después de la intervención.

Menos complicaciones.
La cirugía mínimamente invasiva requiere una incisión de menos de 15 mm, sin apenas dañar los tejidos y facilitando la cicatrización.

Adiós a la medicación.
Puesto que la cirugía permite terminar con el dolor, podrás prescindir de la medicación y sus efectos secundarios.

Recupera tu movilidad.
Con la cirugía vas a poder recuperar la total movilidad de la pierna afectada y podrás evitar los dolores crónicos.

Mejora tu ánimo.
Al no sentir dolores y tener total movilidad, tendrás más ánimo y fuerzas para trabajar y disfrutar de tus actividades favoritas.

¿Tienes dudas?

Contacta conmigo y te ayudaré a resolver todas esas cuestiones que tanto te preocupan.

preguntas frecuentes

PREGUNTAS FRECUENTES EN MIS CONSULTAS

La hernia del disco L4-L5 puede provocar lumbalgia o pierna ciática por el pinzamiento del nervio ciático. Además de los síntomas característicos de la ciática, la hernia discal en este nivel puede provocar el pinzamiento del nervio L5, que puede producir debilidad en la extensión del dedo gordo del pie y, posiblemente, en el tobillo. También, puede que sientas entumecimiento y dolor en la parte superior del pie, y que este irradie hacia el glúteo.

Si en tu caso sientes otro tipo de dolor o molestia, puedes estar ante otra patología de columna distinta. Puede ser el caso de estenosis de canal, espondilolistesis, un dolor sacrolítico, lumbar, una fractura vertebral o ciática. Para saber a qué se deben las molestias, es necesario realizar una valoración personalizada.

Existe una serie de complicaciones para las cuales la cirugía es la opción más adecuada:

Si ha fracasado el tratamiento conservador y antes de provocar un daño permanente en el nervio sin posibilidad de recuperación completa, conviene realizar una operación de hernia discal.

-Si vuelves a tener molestias, a pesar de haber obtenido alivio con el tratamiento conservador. Al final, tienes que plantearte la cirugía como la opción más adecuada para poder poner fin al dolor recurrente.

-Si padeces una estenosis de canal y además una hernia discal, ya que puedes sufrir un aumento del déficit neurológico. La estenosis de canal es otra patología de la columna vertebral que puede provocar claudicación intermitente de la marcha. Si, debido a la aparición de una hernia discal, disminuye la distancia que puedas recorrer, deberías plantearte la intervención quirúrgica antes de que la lesión sea definitiva.

-Si tienes déficit neurológico la hernia discal te provoca una pérdida de fuerza en la pierna y te vuelves más torpe. La cirugía no solo impide que ese déficit neurológico empeore, sino que además podrás recuperar la fuerza de la pierna y reducir el riesgo de caídas y fracturas.

-Si sientes dolor extremo que no consigues aliviar ni con medicación, incluida la morfina, ni con infiltraciones.

-Si te han diagnosticado hernia discal lumbar L5 S1, conocida como síndrome de cola de caballo o cauda equina. En este caso es necesario una cirugía cuanto antes para evitar secuelas definitivas. Esta patología grave provoca parálisis de las piernas de forma parcial o completa, además de alteraciones de la sensibilidad y problemas para controlar los esfínteres.

Es aconsejable que un traumatólogo profesional estudie tu caso para determinar si necesitas cirugía y qué técnica es la más apropiada. Así lo hago en mi consulta, siempre buscando la mejor opción para cada uno de mis pacientes.

La recuperación para la operación de hernia discal lumbar L5 S1 con técnicas mínimamente invasivas, como la cirugía endoscópica, permite el alta hospitalaria en apenas unas horas tras la intervención.

Al día siguiente ya puedes empezar a recuperar el ritmo de vida normal, pero con precaución.

La vuelta al trabajo depende de las exigencias físicas de tu empleo, pero suele ser en pocos días, ya que la incisión es muy pequeña y apenas hay puntos de sutura.

En cambio, con la cirugía abierta de columna el postoperatorio de hernia discal y el tiempo de recuperación de la operación de hernia discal L5 S1 es mayor, situando la baja laboral media de 3 a 6 meses.

La resonancia magnética es la prueba idónea para diagnosticar la patología discal. Pero, en ocasiones, puede ser contraproducente, porque puede ocurrir que se responsabilice de tus síntomas a un hallazgo en la resonancia que realmente no es la causa de tu dolor.

Es muy importante realizar un buen diagnóstico y acudir a un especialista en columna vertebral que sepa interpretar adecuadamente tus síntomas y pueda relacionarlos con las imágenes de la resonancia magnética.